El Secreto de Asís

SAEste libro no es, un relato más, entre la multitud de los que se han consagrado a Francisco de Asís…

Es más bien una inmersión total en su alma, y en el corazón del misterio que le alimentó.

Creemos conocer, más o menos, la trayectoria fulgurante de este hombre que, mil doscientos años después del Cristo, quiso reencontrar su sencillez y su dulzura. Creemos conocer… pero sin embargo se ignora lo esencial: el enorme secreto que le habitaba y que, si hubiera sido divulgado, habría podido cambiar el rostro de occidente.

 

Detalles del libro

Tapa blanda
240 páginas
Medidas: 21,5 x 14 cm.
Idioma: español
ISBN-13: 978-84-936820-0-2
Fecha de publicación: marzo 2009

Sobre el libro

Es, al descubrimiento de este secreto, a lo que Daniel Meurois nos invita en obra, sumergiéndonos con él en la Memoria del Tiempo.

A través de los ojos del mismo Francisco, y también a través de los de Clara de Asís, su hermana de alma, nos lleva de la Italia medieval hasta el Egipto de los Caballeros del Temple; allí donde el Islam y el Cristianismo hablaban de un mismo jardín interior: el de la compasión y el amor por todo lo que existe.

Gracias a su enfoque diferente, audaz y emotivo, del verdadero itinerario del “Poveretto”, Daniel Meurois nos lleva una vez más a las fuentes primeras del pensamiento crístico, hacia su esencia revolucionaria, sus hechos históricos y sus misterios… cuidadosamente escondidos.

Pero, más allá de todo eso, la enseñanza entregada por Francisco de Asís nos tocará a cada uno de nosotros en lo más profundo, debido a la modernidad de su intento: el de la búsqueda de una unión posible y necesaria entre el Espíritu y la carne.

Respondiendo a nuestra necesidad de conocer la verdad, restituye con justicia, libertad y ternura la que fue la relación de la incontestable pareja solar formada por Francisco y Clara de Asís.

Un testimonio que nos reenvía a nuestros interrogantes de hoy… un libro que osa decir… una mirada que “sacude” la vida… recordándonos su belleza.

Reseñas del libro

(…)”La compañera de ´Isa se llamaba Mariam. El Señor, que la amaba más que a los otros discípulos, la besaba a menudo en la boca y le daba su soplo. Al verle así, le dije-ron: “¿Por qué amas a esa mujer más que a nosotros?” ´Isa les preguntó: “¿A qué vie-ne esa pregunta? Cuando un ciego y un hombre que ve, están juntos en la noche os-cura, ninguno distingue al otro. Ambos parecen iguales. Sin embargo, cuando llega la luz del día, el que ve la percibe mientras que el ciego sigue en la oscuridad de su no-che. Así, esta mujer me ha visto en verdad desde que me he levantado, mientras que vuestros ojos han permanecido sin vida. Así ocurre igualmente con la Verdad; no po-dría alcanzar los oídos que permanecen cerrados. La verdad nunca vendrá desnuda a este mundo. Cegaría y provocaría sordera. Por eso se representa revestida de signos y de imágenes. Aprended a reconocerla.”(…)

Fragmento del Evangelio de Felipe en El Secreto de Asís

(…)”Los hay que dicen que hay que morir primero para resucitar después. Se equivocan. Si el hombre no consigue primero la resurrección durante su vida, no descubrirá nada cuando haya muerto; vivirá su muerte durmiendo, al igual que habrá vivido su vida.”(…)

(…)”Hoy lo he comprendido; he comprendido lo que el señor Thibault trataba de decirme al hablar de la unión del Sol y de la Luna. Hoy puedo rezar mientras contemplo en paz esta verdad en mi corazón: Todas las mujeres son mi Madre y todas las mujeres son mi Mujer. Ellas no son más que una en la eternidad, pues su Fuego es lo que me falta para ser hombre en el Espíritu de Dios.”

Creo recordar que Inés y yo permanecimos un buen rato petrificadas en nuestra actitud, desconcertadas y con la boca abierta.

—”¿Cómo desenmarañar el símbolo de la realidad?, dije finalmente. Seguidamente me dominé de pronto… Quizá no haya nada que desenmarañar… Puede ser que lo que nosotros creemos ser en este mundo, con nuestras emociones, nuestros sentimientos y este cuerpo que, demasiado a menudo nos molesta, sea todo eso quizá, tan solo un sueño de nuestro espíritu que busca su camino y que la auténtica realidad de todo esto no es sino luz…(…)


Facebook

Facebook By Weblizar Powered By Weblizar

Todos los libros de Daniel